Blog científico

Tenemos muchas cosas para contarte

Blog científico

Publicado el 26 de July de 2013 por Antonio José Mencía

La 'bomba' de los resultados de #Atapuerca2013, herramientas de 1,4 millones de años, las más antiguas de Europa

¡Tenemos una bomba! Eudald se acercaba al lugar donde nos encontrábamos Juan Luis Arsuaga, Marina, Patricia, Vanessa, Isabel, Marcos y yo. Estábamos hablando del balance de la campaña de Atapuerca en este verano de 2013 que se iba a presentar dos días después, el chopper encontrado la semana anterior acrecentaba la información de una presencia continua en toda la Sierra durante un millón de años. Pero lo que venía a decirnos Eudald era realmente sorprendente. La aparición de una pieza de lítica en sílex cretácico del Modo 1 en el nivel TE8 de la Sima del Elefante. Con este hallazgo nos acercamos a la primera ocupación de Europa Occidental, hace 1,5 millones de años. Este ‘cuchillo’ se ha encontrado en un nivel, dos metros por debajo de donde en 2007 aparecería la mandíbula humana más antigua de Europa, de 1,2 millones de años, que en un principio se asignó al Homo antecessor, pero que ahora está todavía sin calificar, como Homo sp.

 

La pieza lítica, la más antigua encontrada en Atapuerca hasta el momento, se logró descifrar después de lavar una parte del sedimento del nivel TE8 en el río y estudiarla en el laboratorio de campaña que se encuentra en lo que Arsuaga ha llamado ‘Centro de Investigación y Residencia Gil de Siloé’. En el mismo nivel que el Homo sp los miembros del Equipo de Investigación se han encontrado este verano con restos de macromamíferos como suidos, ciervos gigantes o gamos junto con restos de animales pequeños como aves y conejos. También han recuperado algunos huesos de macromamíferos con fracturas y marcas de corte que han relacionado con procesos de carnicería por parte de los grupos humanos de hace 1,2 Ma.

 

Desde luego, un gran resultado para la Sima del Elefante. Si nos acercamos a Dolina, al TD10, y en 10 años se han alcanzado más de 60.500 restos faunísticos y 12.000 herramientas de piedra, con una gran variedad de las mismas..

 

La industria lítica recuperada durante esta campaña en el nivel TD4 de la Gran Dolina, con una antigüedad aproximada de un millón de años, confirma la continuidad del poblamiento humano en Europa desde que este se originó hace aproximadamente 1,5 millones de años hasta la aparición de Homo antecessor, hace unos 850 mil.

 

Se contradicen, comentan los miembros del Equipo de Investigación de Atapuerca,  las hipótesis planteadas por algunos investigadores que explicaban el primer poblamiento de Europa a partir de la sucesión de pequeñas oleadas de homínidos sin continuidad en el tiempo y condenadas a la extinción ante su incapacidad de adaptarse a los nuevos espacios. Aunque se trata de una industria lítica muy arcaica, ésta ya refleja el desarrollo de actividades complejas, como el aprovechamiento de animales caídos en las torcas.

 

Pero sin duda, el rey de las cuevas de Atapuerca hace un millón de años fue el Ursus dolinensis, un oso de gran tamaño antepasado directo de los futuros osos de las cavernas (Ursus spelaeus) y muy cercano al ancestro común de los osos pardos actuales. De esta especie se han encontrado varios restos junto al de otros animales como rinocerontes, cérvidos gigantes, gamos, bisontes y asnos silvestres.

 

En la tercera excavación de la Trinchera, Galería, en niveles datados entre 220.000 y 240.000 años. Se han recuperado restos faunísticos y algunas herramientas en sílex y arenisca correspondientes a las últimas ocupaciones de Galería. Estas ocupaciones, que eran esporádicas, estaban enfocadas al aprovechamiento de los animales que caían a través de la trampa natural situada a la derecha del yacimiento; así lo atestiguan las marcas de corte y las evidencias de fracturación que se han identificado en los restos óseos. Los restos recuperados pertenecen principalmente a ciervos y caballos aunque también se han recuperado restos de bisonte. Entre los hallazgos de esta campaña, destaca la recuperación de restos pertenecientes a dos leones en una de las zonas próximas al techo de la cueva. Uno de ellos es un cráneo prácticamente completo de un individuo adulto, probablemente una hembra, y el otro es la mandíbula de un cachorro de unos 6 meses.

 

Escápula de Homo antecessor

 

En 2005 se produjo el hallazgo en TD6 de Gran Dolina de una escápula infantil de Homo antecessor, cuyo estudio se presumía muy complejo, dado que el fósil se encontraba literalmente incrustado en un bloque de arcilla calcificada. Después de siete años de paciente trabajo, el equipo de restauración del IPHES ha conseguido liberar este resto fósil tan peculiar. En el registro fósil de los homininos arcaicos tan sólo se conocen las escápulas de un individuo inmaduro de unos tres años de edad, perteneciente a la especie Australopithecus afarensis, localizado en la localidad de Dikika, en Etiopía. La escápula de Homo antecessor perteneció a un niño o niña de entre cuatro y seis años y representa una gran oportunidad de investigar sobre el desarrollo y la locomoción de esta especie.