Noticias

Entérate de todo y más

La Fundación Ramón Areces refuerza su apoyo a La Fundación Atapuerca

Raimundo Pérez-Hernández y Torra, director de la Fundación Ramón Areces; Antonio M. Méndez, presidente del Patronato de la Fundación Atapuerca y Juan Luis Arsuaga, vicepresidente de la misma entidad, han firmado un convenio de colaboración para la formación de jóvenes científicos vinculados al Proyecto Atapuerca. 

Fundación Atapuerca

La Fundación Ramón Areces, que tiene un acreditado prestigio en su compromiso con la investigación, la formación de capital humano y la difusión del conocimiento,  va a colaborar con este programa de la Fundación Atapuerca patrocinando una ayuda postdoctoral que se denominará “Ayuda postdoctoral Ramón Areces para jóvenes científicos del Proyecto Atapuerca”. Durante este periodo un investigador del Equipo de Atapuerca podrá realizar sus trabajos de investigación sobre la evolución humana en los yacimientos de la sierra de Atapuerca.

 

Con este nuevo acuerdo la Fundación Ramón Areces reitera su compromiso con la Fundación Atapuerca, con la que ya colabora desde 2006 como “Socio Benefactor” a través de la Cámara de Comercio e Industria de Burgos, aportando 6.000 euros al año. Con el acuerdo firmado hoy, la Fundación Ramón Areces pasa a la categoría de “Protector de la Fundación Atapuerca”.

 

La Fundación Atapuerca tiene entre sus fines apoyar al Equipo de Investigación de Atapuerca, y para ello sostiene un programa de formación de jóvenes científicos especialistas en alguna de las disciplinas vinculadas al Proyecto Atapuerca, enfocado a la continuidad, vitalidad, fortaleza e impacto internacional del Equipo de Investigación científica de Atapuerca. 

 

Desde el año 2000, más de sesenta miembros del Equipo de Investigación de Atapuerca (EIA) han investigado o están investigando con becas de la Fundación Atapuerca la información obtenida en las excavaciones de Atapuerca, para conocer mejor la evolución humana. Muchos de estos investigadores han alcanzado el grado de Doctor gracias a estas becas, trabajan en proyectos de investigación científica dentro y fuera de España, y es vital que no interrumpan su labor.