BLOG
CIENTÍFICO

Tenemos muchas
cosas que contarte
Titulo alternativo
Publicado 10 junio, 2014 Por Emiliano Bruner Tres manos para los Neandertales
En los últimos años se están desarrollando teorías cognitivas que hasta ahora se habían quedado al margen del marco científico, probablemente por dificultades a la hora de evaluarlas en un contexto experimental. Son propuestas que se engloban bajo un nombre … [...]
Publicado 13 diciembre, 2013 Por Pedro Pozas Personas no Humanas
El 25 de junio de 2008, tras dos años de intenso debate en los medios de comunicación desde que presenté el Proyecto Gran Simio (PGS) en el Congreso de los Diputados, se aprobó después de una larga exposición de motivos, … [...]
Publicado 7 diciembre, 2013 Por Juan Luis Arsuaga Ferreras Diversos aspectos sobre el #ADNAtapuerca del Fémur XIII de la Sima de los Huesos
Con motivo de la noticia publicada en Nature sobre el ADN encontrado en la Sima de los Huesos de Atapuerca, varios medios de comunicación me solicitaron mi opinión por escrito. Recojo en este post las columnas publicadas en El País, … [...]
Publicado 23 octubre, 2013 Por Emiliano Bruner Los nombres escritos en las rocas
Parece que cada nuevo hallazgo en paleoantropología “revolucione” los conocimientos en este sector de la antropología evolutiva. Esto, aunque pueda que el campo sea un estuche de maravillas, en realidad denota cierta falta de estabilidad de esta disciplina. Esta semana … [...]
Publicado 22 octubre, 2013 Por María Martinón DMANISI NOS TRAE DE CRÁNEO
La foto de la portada de Science del 18 de octubre de 2013 fue tan espectacular y elocuente que no necesitó ni título ni subtítulo. Probablemente los editores y diseñadores gráficos de la revista comprendieron que la combinación feroz de … [...]
Últimos comentarios - Los conocimientos y difusión de la Arqueología cognitiva son muy limitados, tanto es así que prácticamente es una desconocida en las universidades. No es de extrañar que su aplicación a problemas concretos, como es el tema actual, ofrezca aspectos de una gran precariedad, inseguridad y de ser casi más filosofía que ciencia práctica. Pero no todo es lo que se conoce, hay modelos mucho más desarrollados, más coherentes y mejor fundamentados. A quien le interese esta parcela de la Arqueología le ofrezco un trabajo, posiblemente único, sobre es estado actual de la Arqueología cognitiva, en base a sus teorías y métodos usados en el pasado y en la actualidad. RIVERA, A. (2013): “Teorías y métodos de la Arqueología Cognitiva”. Revista Portuguesa de Arqueología. Vol. 16: 5-26. http://www.igespar.pt/media/uploads/revistaportuguesadearqueologia/rpa16/Teoriasymetodosdelaarqueologiacognitiva.pdf Por Ángel Rivera - Parece que la reseña que he puesto de Academia.edu no es correcta. Poned. https://independent.academia.edu/RiveraAngel Por Ángel Rivera - Entiendo y comparto el método científico, pues como médico lo tengo siempre presente. Pero en las ciencias sociales, y más aún en su aplicación a la prehistoria, hay que aceptar que jamás se podrán realizar experimentos con las diferentes especies de nuestro linaje, por las razones obvias de que ya no existen. Solo podemos hacer inferencias en el pasado de los datos que podamos obtener de nosotros mismos y de los primates actuales, si consideramos a estas especias como los extremos evolutivos del género Homo. Este sería el único marco experimental posible, sobre nosotros mismos Dudo que Lambros Malafouris y Fred Coolidge llegaran a sus conclusiones por métodos filosóficos, a no ser que opines que la Psicología o la Neurología sean pura filosofía. De todas maneras yo llegué a las mismas o parecidas conclusiones por medio de los múltiples datos actuales, debidamente coordinados, de las ciencias que ya cité en el anterior comentario. Evidentemente, todos son sobre la realidad humana y primates actuales. Estos me han ofrecido un modelo general de nuestra realidad evolutiva, psicobiológica y social, que aunque desconozcamos mucho del funcionamiento cerebral si tenemos un conocimiento real y demostrado de sus características generales. Es decir, conocemos como anda el coche, que necesita y como cuidarlo, pero desconocemos en profundidad como funciona su motor. Sin embargo, estas limitaciones no impiden que realicemos inferencias en el pasado, ayudados por las ciencias que lo estudian y siempre dentro de un marco interdisciplinario. Con estas ideas he realizado un modelo genérico de nuestro funcionamiento cerebral, basado en los datos de las ciencias citadas y dentro de un marco evolutivo actualizado y en consonancia con dichos datos, y lo he aplicado a los datos del registro arqueológico, consiguiendo explicaciones más coherentes y documentadas que las clásicas sobre diversos aspectos de la conducta paleolítica. Sobre la práctica del uso de los dientes en trabajos cotidianos no tengo ninguna información especial. Pero sobre la Arqueología cognitiva (Estructuralismo funcional) que he elaborado sí. A quién le interese puede ver en Internet (academia.edu) mi trabajo al respecto en la siguiente dirección: https://independent.academia.edu/RiveraAngel/Papers?s=news-feed#add Por Ángel Rivera - Entiendo a qué te refieres, pero yo soy más seco (quizás demasiado) al momento de evaluar la posibilidad de aplicar el método científico: si se puede simular en un contexto experimental pues bien y mejor, de otra forma se queda a un nivel de validación lógico. En arqueología cognitiva se trabaja mucho con métodos inductivos, y cuando se utilizan métodos deductivos de todas formas necesariamente se basan en muchas suposiciones. Es difícil entrar en un verdadero marco experimental, y hasta que no entramos en un marco experimental hay que andar con cuidado, y con cautelas. Las teorías sobre mente extendida se han desarrollado en un marco filosófico. En la última década gente como Lambros Malafouris o Fred Coolidge han conseguido ponerle raíces en la arqueología. Pero sigue ahí una barrera experimental que nos costará mucho pasar. Hay gente como Atsushi Iriki que lo está intentando, pero la mente extendida es algo muy difícil de analizar experimentalmente. Y si lo aplicamos a especies extintas ni te digo! Estoy de acuerdo en reconocer el valor y la necesidad de aquellas aportaciones que mencionas, pero la validez de todo este conjunto se queda preliminar hasta que no se pueda averiguar directamente a través de una cuantificación directa de los fenómenos. Y ya es mucho! Quiero decir, aunque no estamos todavía rompiendo la barrera experimental, pero veo yo que vamos rápidos … Hemos pasado de filosofía pura a construcciones lógicas sensatas, coherentes, razonables y robustas. Me parece ya un gran logro, sobre todo considerando el poco tiempo que ha costado esta aceleración! Volviendo a esta hipótesis, estoy yo también convencido que la arqueología puede dar en este caso más informaciones que las evidencias biológicas. El uso del territorio, la gestión de la caza y de otros procesos de relación con el ambiente, la estructura de las herramientas … Y a nivel casi-experimental: analizar a nivel cognitivo aquellas culturas actuales donde se utilizan en cierta medida los dientes para la praxis. Tú conoces muchos aspectos en arqueología cognitiva, ¿puedes añadir aquí algunas referencias para quien quisiera profundizar un poco este tema? Sobre todo sobre aquellas partes que has mencionado en estos comentarios, integrando la lista bibliográfica que he propuesto en el post. Son informaciones realmente muy útil para quien se acerca a estos nuevos campos ... Por Emiliano Bruner