Noticias

Entérate de todo y más

Programación ‘ilustrada’

- Guridi, Elena Odriozola e Isidro Ferrer ilustran la portada de las tres últimas programaciones del MEH.

 

- Forman parte de una generación de dibujantes/ilustradores que brilla en España.

 

- Los tres tienen su logo preferido. Guridi, el de MTV; Elena, el Bibendum de Michelín e Isidro el de los Rolling Stones.

 

Fuente: Antonio José Mencía

 

Las tres últimas programaciones del Museo de la Evolución Humana se vieron ‘iluminadas’ en su portada por tres grandes ilustradores españoles. La idea fue de la diseñadora de la programación, Marta San Martín, que al cambiar el estilo del folleto propuso abandonar también la fotografía de actividades en la portada por una ilustración. Y acudió a Raúl Nieto Guridi, Elena Odriozola e Isidro Ferrer. Y respondieron positivamente.

 

Los tres con una larga trayectoria a sus espaldas y todavía camino por recorrer, se han enfrentado a innumerables retos a lo largo de su vida profesional. Raúl es sevillano, estudió en la facultad de Bellas Artes de su ciudad natal y ha experimentado en casi todos los campos de la imagen, impresión, diseño y publicidad. Desde el año 2010 su producción se ha concentrado en la ilustración editorial infantil y en la creación de carteles para campañas culturales de teatro, danza y títeres. Ha publicado varios álbumes ilustrados, traducidos en muchos países como Estados Unidos, Italia, Francia, Rusia, por ejemplo.

 

Foto: Raúl 'Guridi'                                             Portada MEH por 'Guridi'                                  Otro trabajo de 'Guridi'

 

Elena es donostiarra, y después de sus inicios durante casi una década en publicidad, se ha dedicado exclusivamente a la ilustración, también como Raúl orientada hacia libros infantiles y juveniles. Pero disfruta mucho siendo cartelista, y cuenta con su propia editorial: Ediciones Modernas El Embudo.

 

Foto: Elena Odriozola                                      Portada MEH por Elena Odriozola                   Otro trabajo de Elena Odriozola

 

Isidro forma parte de la misma generación que Raúl y Elena, es madrileño de nacimiento y aragonés de corazón y curiosamente sus inicios fueron en las tablas del teatro hasta orientar su trayectoria profesional a la creación gráfica. Fue Premio Nacional de Diseño, y como sus dos colegas también ha colaborado con ilustraciones para obras infantiles y juveniles. Para Isidro los objetos cotidianos cobran una relevancia excepcional. 

 

Foto: Isidro Ferrer                                            Portada MEH por Isidro Ferrer                          Otro trabajo de Isidro Ferrer

 

A los tres les hemos sometido a un pequeño test y estas son sus respuestas.

 

 

1. ¿Recuerda cuándo hizo el primer diseño del que se pudo sentir orgulloso?

 

RAÚL. En realidad fue más bien una ilustración para un concurso de jóvenes artistas en Sevilla, organizado por la Diputación. Recuerdo que eran unas cabezas de las que salían diferentes elementos artísticos, una paleta, un pincel, notas musicales, una pluma, .... allá por 1993 aproximadamente cuando estaba en la Facultad de Bellas Artes y en una empresa de publicidad a la vez.

 

ELENA. Más que sentirme orgullosa, recuerdo un folleto para unas jornadas de literatura que se celebraban en San Sebastián. Consistía en la figura de una niña por delante y un niño por detrás, e iba troquelado. Todavía lo conservo sobre una de mis estanterías.

 

ISIDRO. No. Me resulta casi imposible sentirme orgulloso de mi trabajo. El pudor y la autocrítica me lo impiden. En cambio, como vivo con emoción los procesos creativos, fácilmente me siento feliz con el desarrollo y el resultado de los proyectos.

 

 

2 ¿Por qué se decidió por el diseño para su carrera profesional?

 

RAÚL .El diseño me aportaba claridad y rapidez de ideas, tiene la particularidad de sintetizar y buscar expresión al mismo tiempo, aunque ahora diría más bien que estoy a medio camino entre la ilustración y el diseño.

 

ELENA. Tengo que aclarar que aunque suelo diseñar libros, algún logo... me decidí por la ilustración. Ilustro sobre todo de libros y carteles. Diseñar es algo que me gusta mucho hacer y que ha venido por añadidura. Un libro es un todo, (o un cartel, por poner sólo dos ejemplos, pero se puede extender a cualquier cosa). No puedo pen­sar en su ilustración sin tener en cuenta dónde irá colocado el texto, en cómo será la tipografía, las guardas, la portada, el lomo... si tengo la opción, como en Ediciones Modernas El Embudo, la editorial de la que formo parte, hago el libro de principio a fin. Y he descubierto que disfruto mucho diseñando tipografías.

 

ISIDRO. Es una labor donde concurren una cantidad significativa de exigencias y de varia­bles. Desde las conceptuales, estratégicas y metodológicas, hasta las puramente téc­nicas, estéticas y resolutivas. Cada problema es único y se puede resolver de formas muy distintas. Es una actividad en constante mutación que exige a quien lo realiza un constante aprendizaje y evolución.

 

 

3 ¿Cómo valora el diseño -en general no solo el gráfico- que se realiza en España?

 

RAÚL. Creo que tenemos una cantera y unos profesionales de primera, con grandes creativos y dibujantes, estoy muy orgulloso del nivel de diseño que tenemos en España.

 

ISIDRO. A pesar de la falta de tradición y a veces de la oposición de clientes y administracio­nes, en pocos años se ha conseguido alcanzar el mismo nivel de otros países euro­peos donde el diseño lleva años imbricado de forma natural en la sociedad.

 

 

4 ¿Ya que ha trabajado en la portada de una programación de un Museo, como es el de la Evolución Humana, en qué cree que podría mejorar el diseño de los museos en España?

 

RAÚL. Pienso que tanto la señalética como la cartelería podría arriesgar un poco más. También a nivel de sacar fuera lo que hay dentro, es decir, más anuncios e intervenciones del museo en la calle.

 

ISIDRO. Dejando espacio para que los profesionales actúen con libertad y desarrollen sin trabas su trabajo.

 

 

5 ¿De los logos que se han utilizado a lo largo de la historia cuál es el que más le ha gustado?

 

RAÚL. Uf, difícil cuestión,... quizás me quedo con el de la Mtv por su riesgo y cercanía.

 

ELENA. Teniendo en cuenta que sólo conozco una mínima parte... no voy a ser original y diré Bibendum, el logotipo de Michelín. Pero no el actual... Hizo aparición la co­rrección política y se lo cargó, como tantas y tantas cosas. Lo convirtieron en un muñeco atlético y aséptico.

Recuerdo que hace años vi una exposición sobre Bibendum en el museo San Tel­mo de San Sebastián. Había fotografías y una instalación sobre muñecos Bibendum pintados en las paredes de distintos garajes y talleres de países africanos. Cada uno lo interpretaba a su manera... tenían un encanto dificilmente superable por el esbelto original.

 

ISIDRO. Me gustan aquellos logos que conjugan la precisión comunicativa con la emoción. Por ejemplo el logo Rolling Stones, diseñado por John Pasche, o algunos de los dise­ñados por Milton Glasser o Paul Rand.

Aunque no es necesario que me vaya tan lejos, en España los logos creados por Cruz Novillo son verdaderamente magníficos.

 

 

6 ¿Cree que el trabajo del ilustrador/diseñador está reconocido en nuestro país?

 

RAÚL. Pienso que si a nivel particular pero no a nivel institucional, todavía hay cierto ninguneo en el proceso y trabajo de los ilustradores y diseñadores de este país a nivel económico.

 

ISIDRO. Hubo unos años de espejismo en el que el trabajo gráfico tuvo una fuerte presencia y repercusión social, algo que no ocurre en el presente. Lo que percibo en este mo­mento es que, aunque tenga cierto reconocimiento, no está suficientemente valo­rado ni remunerado.

 

 

7 ¿Qué libro le hubiera gustado ilustrar?

 

RAÚL. Hay uno en concreto que estoy deseando y no descarto hacer en próximos años que es Frankenstein de Mary Shelley.

 

ELENA. Ninguno. Me explico. Nunca leo un libro pensando que lo podría ilustrar, por mu­cho que me guste. Necesito que alguien me lo proponga. Algo así me paso, por ejemplo, cuando me propusieron ilustrar Frankenstein, de Mary Shelley. Nunca hubiera pensado en ilustrarlo, pero cuando me lo pidieron.,.. me entusiasmé. Ilustrar una historia con un imaginario tan amplio, que ha sido representado de mil mane­ras... un trabajo así siempre hace que me pregunte ¿qué puedo hacer yo con esto?

En realidad esta pregunta me la hago siempre, pero hay casos en los que el reto es mayor. sin ese cuestionamiento mi trabajo no tendría mucho sentido: ¿Qué me transmite esto que estoy leyendo? ¿Qué significa para mí? ¿Cuál es mi interpreta­ción? Y una vez que tengo claro qué es lo que tengo que contar... ¿Cuál es la mejor forma de hacerlo?

En el caso de Frankenstein, para mí solo tenía sentido ilustrarlo para hacer algo que se alejara de lo que se había contado hasta ahora.

 

ISIDRO. No soy amigo de proyectarme al futuro desde el deseo. Más bien me dejo asombrar por lo que acontece. Y en ese sentido he tenido una enorme fortuna. He tenido la oportunidad de ilustrar voces que nunca hubiera imaginado.

 

 

8  Las ilustraciones no necesitan una explicación, piden al que la contempla su propia interpretación, pero ¿cuando hablamos de prehistoria qué es lo primero que le viene a la cabeza?

 

RAÚL. Por deformación profesional me vienen las pinturas rupestres claro está, pero quizás algo que siempre siento es la relación del paisaje con el hombre.

 

ISIDRO. Lo que me asalta es el vértigo. Un sobrecogedor estado de fascinación ante la pureza y la fuerza de la expresión de nuestros antepasados.

 

 

9 ¿Cuenta con algún ilustrador como referencia?

 

RAÚL. Muchos, pero no soy de dar nombres porque seguro que me dejaría fuera al alguno o alguna que no quiero.

 

ELENA. Me encanta Nathalie Parain, ilustradora De Kiev que vivió en París y que ilus­tró unos maravillosos libros infantiles para la editorial Pere Castor, sobre todo en los años 30. Hace muchos años, en una librería de Burdeos, compré un libro que me entusiasmó: Faites votre marché. Un libro del año 1.935 reeditado por éditions Memo. Fue amor a primera vista.

 

ISIDRO. Multitud..

 

 

10 ¿Conoce Atapuerca?

 

RAÚL. No tengo el placer aún, sólo el centro de visitantes y me gustó bastante, así que iré a verlo próximamente. Es un lugar que todos deberíamos visitar.

 

ELENA. No, todavía no he estado... pero espero no tardar mucho en visitarlo.

 

 

Gracias Raúl, Elena, Isidro por vuestra respuesta para la ilustración, para el MEH ha sido un lujo contar con vosotros.